El oro de Corcoesto

La mina de oro de Corcoesto, en A Coruña, fue cerrada en 1910 por la aparición de grandes cantidades de arsénico en la zona. 103 años después, en el año 2013, una empresa canadiense cree que con el precio del oro disparado, lo rentable de su explotación prevalece a los posibles efectos para el medioambiente.

Será el precio del oro, la crisis o la globalización. Lo realmente importante es la situación de los vecinos de este pueblo que, perdidos en la contrariedad del sí o del no, se ven obligados a vender sus terrenos y los bienes que les ha costado una vida conseguir para la supuesta creación de puestos de trabajo. Sin embargo, si este proyecto aprobado por la Xunta de Galicia se materializa, el precio de sus viviendas será insignificante en comparación con el precio del desastre medioambiental que podría manifestarse con el paso del tiempo. Ya hay quienes han visualizado esta peculiar hipoteca y no han dudado en crear un movimiento bajo el lema MINA NO. Hay quien incluso se ha atrevido a vaticinar un desastre medioambiental diez veces superior al provocado por el petrolero Prestige.

Mina corcoesto

Edgewater Exploration, la empresa canadiense, ha empezado a tomar parte en la vida diaria de los habitantes de esta pequeña zona. En el pueblo se han instalado casetas de información, en las que se desinforma a la gente mediante elipsis. Los que no omiten a cerca del tema son los de la Sociedade Galega de Historia Natural, que ofrecen su punto de vista basado en pruebas fehacientes que la Mineira de Corcoesto se empeña en ocultar. MINA SIMINA NO: Estas son las dos respuestas posibles, eslogan de ambas posturas que se enfrentan constantemente incluso a través de plataformas en las redes sociales. Los más positivos ven una gran oportunidad ante esta gran multinacional, ven puestos de trabajo y más actividad en la zona. Ven sacrificios pero recompensas mucho mayores. En otra situación se encuentran los que no olvidan y tienen en cuenta los aun presentes efectos negativos que la anterior mina dejó en las aguas del río Anllóns. No sólo no se dejan convencer por las falacias de las ya nombradas casetas de información, sino que realizan verdaderas investigaciones a fondo, para aportar una base empírica a sus opiniones y protestas. A pesar de esto, sus aportaciones están siendo infravaloradas debido a la influencia de la gran empresa en medios de comunicación locales y regionales.

¿Son del todo conscientes los vecinos de la totalidad de la situación? Es posible que hayan obviado la posibilidad de la pérdida de su identidad cultural. Es posible que se hayan dejado embelesar por la llegada de la globalización que les llevará de la mano a formar parte de la gran aldea global. Lo imposible es, la aceptación de un juego sin conocer las reglas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s