El Efecto Gran Hermano

Sí, ya sabemos todos que no es nada cultureta, ni indie, ni de vanguardia… Pero voy a tomarme la licencia de afirmar que todos lo hemos visto alguna vez, y algunos, como es mi caso, incluso varios años. Sé que la mía es una posición muy optimista. Conozco a quien suele decirme que para mí el tiempo no pasa (o pasa volando, según se mire), y pocas veces soy consciente que a día de hoy mi vida no llega para conocer todo lo que quiero, y para aprender, e ir más allá. Pero yo prefiero ignorarlo y hacer lo que viene siendo abarcarlo todo, desde arriba hasta abajo, y en este caso hasta los bajos fondos. Muchas veces veo Mujeres y hombres y viceversa, y no para reírme de los pretendientes/as (aunque a veces se me escape una carcajada) sino porque me gusta ver todo lo que hay en el mundo, lo que merece y lo que no merece la pena ser visto. Como yo lo veo, todo me ayuda a situarme en mi época.

Y sí, me gusta Gran Hermano de puertas para dentro, porque para mí sí es un experimento social. Luego salen al plató, blablá, la cosa se pone fea, blablablá, se monta la gorda y tiran a la puta al río. Pero cuando están en esa casa encerrados, alejados de las modas, de las horas, de las películas de Facebook, de los selfies, de las tonterías de Mariló Montero… Cuando están allí la corrupción más grave se relaciona con hurto alimentario… Y nos damos cuenta de que, allí, todo se magnifica.  Qué frase tan manida de nuestros queridos concursantes del Big Brother. Todo se magnifica, amigos, el Efecto Gran Hermano.

psicopajaros

El EGH aparece cuando menos te lo esperas, y actúa de manera silenciosa e inconsciente. Se presenta en ocasiones donde nuestras defensas están muy bajas, como en época de exámenes, cuando las semanas parecen meses y la fiesta no llega nunca. Twitter desborda calumnias contra profesores y eruditos, e Instagram trata de adelantar el Carnaval diciendo que este día de mierda “va a ser un gran día /caritafeliz/”. Incluso en la biblioteca nos ataca el EGH, donde una broma preludio de una gran bola del desierto allí dentro se revela desternillante, y nos obliga a armar un espectáculo de carcajadas contenidas, golpes en la mesa y caras tan rojas como Benjamín el de Rebelde Way (¿Cómo te quedas?). Además, me comentaba el otro día un profesor que tras el empacho fílmico en el Festival de Cannes, todas las pelis a priori parecen o muy buenas o muy malas. Todo se magnifica. El Efecto Gran Hermano.

La vez que más tiempo pasé bajo el EGH, sin apenas darme cuenta, fue durante mi época Erasmus. Y sí, en esta época todo tiende a ser gigantesco para nosotros, pero me refiero, más concretamente, a los viajes. Porque, al final, el turista le debe mucho al EGH. Gracias a él todo, vaya a donde vaya, mola mucho más. Me fascina y me llena de energía visitar sitios maravillosos. Recuerdo los subidones que me daban en Kosovo, o en Macedonia, por ejemplo, al trazar la ruta de monumentos en el mapa. ¡Pero por Dios! Hay cosas mucho mejores en mi país que no he visitado nunca. Pero eso yo no lo sabía. Estaba atrapada en el delirante estado del EGH, que me llevó a viajar al norte de Turquía en busca de verde, porque “la ciudad me cansa”. Viajé catorce horas en autobús para ver grandes bosques a los que Galicia no tiene nada que envidiar.

Pero, ¿sabes que? Que todo, todo y todo (como la niña de Catalana occidente) ha de ser visto. Todo lo mejor y todo lo peor.  Chistes malos que solo cuajan en la biblioteca y monumentos que yo misma podría haber hecho para mis apasionantes clases de plástica.

Lo bueno es que el Efecto Gran Hermano está siempre ahí para ayudarnos, para llevarlo mejor. Y, cuando todo deja de magnificarse, podrás volver a tus quehaceres de erudito como si nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s