No todos los caminos llevan al mar

no todos llevan

no todos.

Amar

y sus caminos.

Anuncios

Mi yo feminista

Cuando esa luz se apodera de mí, también soy esa otra persona.

Miro hacia atrás y la veo.

La que no se calla, la que opina fuerte, la que se incomoda, la que siente el asiento en llamas

Y se le llena el pecho,

se le ensanchan los hombros,

crece diez centímetros,

pesa el triple,

tiene coleta de caballo y

a fin de cuentas

es alguien que se parece bastante a Xena.

Pero solo soy yo permitiéndome ser yo misma.

Con las arrugas te dormí.

Maldita luz, vestía mis ojos.

 

Las líneas separadas,

el amanecer de otros

con nuestras voces rasgadas.

 

Cerca, raro, todo bajo;

alto, raro, todo lejos.

 

Despiértame aunque no duerma.

Acércate a llorarme complejos;

tráeme la bolsita de reflejos.

Aunque no duerma.

 

Mi pesadilla, hoy: estar despierta.

img_2522