Dices que todo sigue. Ya…

¿Y si siguen floreciendo

pero ya no son las mismas?

Dices que no vaya…

y todo lo que nos dicen toca nuestro Talón de Aquiles

aunque no lo tengas

aunque nunca hayas oído hablar del tuyo.

Tía, que construyen lo que quieren que seamos en base a nuetros huecos

y no se sabe muy bien cómo pero, ay, los huecos, ¡cómo se multiplican con la edad! ¡Cada día más! ¿De dónde vendrán?

Dices que no vaya. Ya…

Y yo sigo con la piedra que me empuja

¿Qué hago?

WTF

Joder, es peor que un cáncer

—Que no hay aloe vera que lo cure—

Y lo de los curas, vaya.

Otro añito de pensamiento mágico.

Habrá que irse a dormir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s