La escalera está en llamas

sin tu humo paseando lentamente por su piedra

Como mi sonrisa por tu cara

antes de ser metálica y fría

Sin embargo, para odiarte no hay agujas. No hay alarma para explicarte lo que hay abajo.

En fin, que, ahora que ya has subido,

perdí el pasamanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s