Me duelen las mandíbulas

por el peso de tu océano.

De bailar un swing contigo sola

el estómago me pica.

La marea está bajando,

así que caminaremos hasta la isla que quiero

ver crecer el mar desde allí

Es la única manera

hablar olas y peces sin decir nada.

*

Odio tener que recordarte que

la ignorancia no exime del cumplimiento

así que agárrame por la cintura

aunque bailemos separados.

También los planetas lo hacen

y

a partir de esta ola

mi órbita será otra

voy a cambiar el sistema.

ninfomanc3ada-crc3adtica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s