Chrono fracasos

En 24 años no he sabido

domesticarte,

enseñarte a que me comprendas,

convencerte de que te adaptes,

inspirarte para cambiar,

relajarte para frenar,

darte cuerda para que corras.

Conseguir que me necesites.

¡Qué sobrevalorada está la necesidad!

También lo está tu presencia,

caprichoso, egoísta, tirano

No te necesito y aquí estás,

como un domador junto a su león cansado

a latigazos que

como agujas me matan

“no las muevas, por favor

no hurgues

déjame sin ti, podré vivir”

Quiero que no pase nada

que no pases sin mi consentimiento

que no llames a la tristeza por detrás

y mates mi valentía frente a frente

que no olvides que fuiste solo tú quien las ha creado para destruirlas ahora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s