Saramago

Por más que ensaye la ceguera

a mi no me funciona, José.

Eché a suertes ser de unos

aunque prefería a los otros.

Y al final no entiendo por qué veo, si nadie me enseñó a ver

por qué veo, aún cuando no puedo entender.

Cuando la luz se apaga, cuando los sueños me “abafan”.

Fiera de mí.

«Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven.»  J. Saramago

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s