Es. Él. Mar.

 

Inunda y está salado. Y cómo me gusta el mar. Cómo me gustó. Tan grande y misterioso. Nada como el mar para esconderse.

 

Profundo.

 

Él también se agacha. Agachadito está dentro de ti. ¿Lo hueles? Como el puerto. Y la marea, cuando está baja de moral. Como las algas cuando hacen fuerza.

 

Como, como y como,

 

y sin embargo mantengo el vacío. ¿Cómo como con esta oquedad? Agachadito está dentro de ti. Y no sé por qué, ni donde, si no había vacío, no había espacio, lo juro. Eres (tan (grande (y misterioso))). 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s