Había acabado con esa vida. Orgullosa decidió darse su merecido a golpe de una gran taza de café, un pintalabios y unos tacones muy muy altos. Típico tópico que que suele ayudar a la mujer a sentirse más segura y, precisamente, más mujer, como si de vivir en un anuncio de evax todo el mes se tratase.

Emocionada buscó su reflejo en el espejo del baño y, como era de esperar, lo encontró.
 Era ella, diferente; Ella rara, era ella y otra persona totalmente desconocida. Pero sonrió (aunque huyó en sueños), porque eso era lo que tanto tiempo anduvo buscando. El disfraz, la única manera de sobrevivir en la jungla.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s