Vértigo

Que no es cuestión de alturas.

Que el pánico lleva mi nombre.

Que mi interior es un pozo oscuro

al que me da miedo asomar

si quiera una ceja.

Que me caigo dentro de mí

y que no puedo salir.

Que en el fondo estás tú pero no me coges.

Que la polea eleva las lágrimas,

la sed.

Que tu cara es la humedad que cala.

Que tu eco se crea pero no se destruye.

Que es posible ahogarse respirando.

Que no me miro para no verte.

Todo eso y más.

Lo que quisiera decir.

Anuncios

He venido a buscarte porque prefiero ser precoz a ser un daño colateral del roce de tus palabras

ásperas

las aceras bien amargas sin saber números importantes

atrapados en mis sueños mutantes

no puedo evitar bajarte

no quiero olvidar tu parte

la alucinación

que no eres tú en el destino y al final del camino no me cabe este vestido

me asfixia

tu mirada

y el ser precoz a tus palabras.

source

Te esperé pese al olor a soledad que desprendía la noche.

Marcada por la nube

estafada por el tiempo

volando en el coche

durmiendo

Tu dolor hizo imposible toda clase de reproches.

y ahora no me dejas

¡qué bien!

Que te espero, que te quiero, que me comería el puto mundo entero.

                   y ahora no me dejas.

Me dejas.